Crónicas de La Galería de “La Casa de Oscar”

Crónicas de La Galería de “La Casa de Oscar”(1)

Morderse los labios, pero pensando en el postre.

El día 16 de marzo se estableció desde el Gobierno Nacional el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio para toda la población. Esto es, una herramienta estratégica para luchar contra la declarada Pandemia del virus Covid-19 realizada por la OMS.

Por entonces, debimos suspender todos los eventos pactados, las reuniones reservadas, los shows, las ferias y toda actividad de encuentros sociales. Algo así como 5 espectáculos, 12 festejos, dos ferias, siete talleres, y todas las visitas. Todavía estamos devolviendo dinero de la reservas…

Ante algo contemporáneamente nuevo en el mundo y en vistas de respetar las decisiones de las autoridades, bajamos las persianas esperando novedades.

Claro qué, en medio de la discusión binaria sobre salud o economía, hemos elegido por la primera. Preferimos estar vivos y cuidarnos. Decisión que implica tambien, cuidar a los demás.

Y desde entonces y hasta la fecha de este texto (2 de setiembre de 2020), hemos respetado la normas que se disponen desde el Estado que rige nuestra actividad. A raja tabla.

Cuidado con confundir ideología política con sentido común.

El Centro Cultural La Casa de Oscar, fue fundado a partir de un evento histórico deportivo, del que fui testigo en mi niñez. En aquel episodio, pude ver gente de distintos intereses, saltando y abrazándose para festejar un gol. Un gol, un hito. Del cual nació el sueño de tener un lugar para que la gente se encuentre, se abrace y festeje su vida. Ya son 15 años experimentado la felicidad de vivir dentro de ese sueño.

A cinco meses y medio de aquella determinación original, y aunque a veces me muerdo el labio inferior por lo increíble del todo, continuo esperanzado en volver a verlos…

Y el deseo absoluto de seguir pensando, que lo mejor está por llegar…

La seguimos la semana que viene…

elduendeoscar

Imagen: Junto a María Vander haciendo plantines en “El Bierrodromo” para vender…

Crónicas de La Galería de “La Casa de Oscar”(2)

Primeras reflexiones en plena incertidumbre

Entonces empezamos a vivir la experiencia extrema de quedarnos encerrados, escuchando por altoparlante a una camioneta municipal, que recordaba que no se debe salir de cada casa.

Las primeras sensaciones se acercaban a los relatos de mi bisabuelo alemán, respecto de lo vivido en la Primera Guerra Mundial, en la que al ruido de sirenas, había que cubrirse de los bombardeos aéreos. Y escuchar caer las bombas sin saber si volverían a ver a los vecinos. A los comerciantes, a las capillas, a las escuelas…

No es mi intención extremar el tema, ni hacer comparaciones, no sirven. Solo hablo de sensaciones. Y también sentí una especie de Deja vu en el que se me representó la dura etapa del Estado de Sitio implementado por el Gobierno de Facto de los años 70’, donde luego de las 21 hs, nadie debía andar por las calles.

En medio de esas sensaciones, no gratas, y con algunas noticias que venían de mi segunda patria, Italia, empecé a tomar conciencia real de una gran incertidumbre para el presente nuestro. Tanto del país, como en lo personal.

Para quienes transitamos la pobreza y hemos tenido la suerte de aprender en la esperanza, tal vez, la incertidumbre no sea otra cosa que la que nos acompaña cotidianamente, esa certeza de saber que no somos nada. Y que lo más maravilloso que puede pasarnos, es disfrutar del ahora. Y ver sin muchas ambiciones, que horizonte nos deja este presente.

Las primeras reflexiones fueron pensarnos ingeniosos y aptos para enfrentar las circunstancias actuales de la pandemia. Y como vimos que los primeros 15 días de aislamiento no fueron suficientes, decidimos empezar a suponer que si el tiempo se extendía, y nosotros no podíamos trabajar en lo nuestro, era necesario empezar a desarmar.

Con un gran esfuerzo, habíamos logrado alquilar un local anexo, donde pudimos ampliar nuestra oferta cultural, ya sea para dar comodidad e intimidad a los talleristas, para organizar eventos con shows y festejos privados. Lo bautizamos Salón de usos múltiples “A La Marosca”, tratando de seguir el lema de “La Casa de Oscar” que es “Rosca para amigos” con el detalle de juntar Mar por María y osca, por Oscar.

Trabajamos un año para dejarlo hermoso. Y desde su estreno el 8 de abril de 2017 y hasta diciembre del 2019, todo fue, al menos para nosotros que aprendimos un montón de cosas, maravilloso.

Pero los costos de tener cerrado un salón son altos. Y si hoy (9 de setiembre de 2020) hacemos cuentas, hubiéramos tenido 5 meses de alquiler, mas los servicios mínimos de agua, gas y luz. Todo sin poder trabajar, Y si quieren les doý un pronóstico feo, hasta marzo los salones de eventos no van a poder hacerlo. Por lo que decidimos rescindir el contrato en plena pandemia. Entregándolo a sus propietarios el 1° de mayo de 2020. Pagando una multa de acuerdo al contrato, que tenía apenas 10 meses.

La idea era, si empezamos de nuevo a trabajar, que no sea con tanta deuda.

La seguimos la semana que viene…

elduendeoscar

Imágenes: Salón en 2016 al recibirlo, y salón funcionando en 2019.

 

Crónicas de La Galería de “La Casa de Oscar”(3)

Nunca la piel cordero sobre la de lobo.

Para nosotros fue la primera medida importante entregar ese salón. Por supuesto que nos hubiera gustado la continuidad, pero ante tanta incertidumbre, resultó ser lo correcto. Todos los muebles que contenía, sillas, mesas, heladeras y más, había que empezar a venderlos ya que ocupaban una superficie importante, y ya no los volveríamos a usar. El dinero de dicha recaudación iría a formar parte del pago de los gastos del cierre y de los servicios que se deben mantener con la expectativa de volver a abrir en algún momento. Este nuevo panorama de haber reducido la cantidad de espacio para los eventos y talleres, y tener que quemar parte de nuestro capital ganado con tanto esfuerzo, nos hizo repensar el futuro. En pleno junio, y luego de la extensión del Aislamiento Social que no nos prometía ninguna perspectiva alentadora en el corto plazo, entramos a tener problemas de mora en nuestros pagos de alquiler. Habíamos resuelto los pagos de comisiones, sellados y alquileres de marzo sin complicaciones. El local en el qué aún hoy (16 de setiembre) sobrevive el Centro Cultural y el Museo, tiene un contrato nuevo por tres años, firmado el 15 de marzo y sellado en plena pandemia, posteriormente. Los compromisos asumidos por nosotros por entonces, si bien eran dificultosos, no eran imposibles. Pero el no trabajar por tanto tiempo y sin ayuda económica, nos complicó.

Por ese momento, y acuñando un viejo orgullo, resolvimos no presentar ninguna postulación para la solicitud de fondos. Los montos para nuestro emprendimiento, eran de hasta $150.000. Ese otorgamiento debía ser dirigido a Alquileres (En Blanco), A gastos de Servicios como Luz, Gas, Agua e Internet (Todo lo que esté a nombre de la Persona Física a cargo o a nombre de la Asociación que dirija una Pyme de estas características) y para pagar sueldos (hasta el 50% de lo que se otorgase). Por entonces, apelando a una esencia solidaria, creímos qué había muchos (los hay) en peores condiciones que nosotros, y no nos presentamos. Pero la cosa se siguió complicando. Y cuando el mismo Estado invita a una Segunda Convocatoria (en la primera fueron favorecidos 345 espacios con capacidad de hasta 200 personas (nosotros 110 ahora) en todo el país.

Y dijimos, en ésta nos presentamos. Sería la primera vez en mi vida (61 años) que le pido al estado que me ayude.

La seguimos la semana que viene….

Algunos muebles que empezamos a vender para sostener el proyecto…

 

Crónicas de La Galería de “La Casa de Oscar”(4)

El otro también es importante

Pero volviendo un poco más atrás y ubicándonos en marzo, decidimos por entonces tratar de estar conectados con nuestros amigos y conocidos a través de un proyecto cultural. En este caso y sabiendo que no podíamos abrazarnos, juntarnos y otras indicaciones, empezamos a producir un programa de radio, que podía grabarse en nuestro lugar y digitalmente transferir al aire. Elegimos un medio conocido como es Radio la Plata 90.9, una FM que se escucha bien y además de su largo alcance, tiene web y aplicación para bajar a los celulares. O sea, que todos podrían escuchar más allá del dial común de los aparatos de radio que ya muchos (lamentablemente) no tienen. Decidimos que la experiencia semanal de ofrecer un contenido sea entretenida con temas cotidianos fuera de lo que es la agenda de noticias habituales, que tanta angustia provoca y que sostiene muchos intereses mezquinos. Nuestro interés, es explícitamente entretener sin dejar de reflexionar y revisar aquellas cosas que no movilizamos como el amor, los recuerdos, las amistades, la música, la familia y otros temas, tratando de compartir anécdotas e historias, además de textos escritos para tal fin. Por cuestiones de Aislamiento, recién pudimos arrancar en mayo de este bendito 2020 y estamos al aire todos los martes de 21 a 23 hs (hoy 22 de setiembre, haremos el programa 21 de esta temporada) con el nombre de “Al ángulo izquierdo donde duele”. Dentro del programa compartimos producciones de artistas platenses y hacemos entrevistas relacionadas al tema que tocamos ese día. Para sostenerlo, un grupo de amigos nos hace de sponsor con sus propagandas y nosotros los hacemos ad honorem. Para ustedes. Y les juro, que sentimos un gran placer.

Trataremos de resistir con este proyecto hasta fin de año. Tenemos la suerte de tener la compañía de muchas personas que nos escuchan, algunas tipo fans y otras alternativamente, lo que está bien en todos los casos.

Para nosotros lo esencial es escuchar lo que no se ve pero se siente.

El próximo 29 de setiembre cumplimos un nuevo aniversario de “La Casa de Oscar” y estamos preparando un programa especial de festejo. Así como el año pasado hicimos una Mateada Importante, ahora vamos a invitarlos a participar de este día.

Los esperamos!!!

Junto a Marguy Ibarra en la Radio…

La seguimos la semana que viene…

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crónicas de La Galería de “La Casa de Oscar”

  1. Naralia dijo:

    Hola q tal cuanto esta el generador anda bien o tiene algún problema?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s