Viajando hacia San Luis y Córdoba en 2019

Viajando hacia San Luis y Córdoba en 2019

Varias son las razones de este viaje. La más destacada son las ganas de viajar…

Viajar está dentro de mis siete placeres favoritos, repetibles, inevitables…

El plan de este proyecto tiene varios hilos. Conocer Villa Mercedes (San luis). Visitar a la familia de un amigo de mi juventud en San Javier (Córdoba). Conocer el Museo Rocsen en Nono (Córdoba) y alojarnos en el Complejo de Cabañas de un gran amigo (Nono). Ir a la Fiesta Nacional de la Cerveza en Villa Gral Belgrano (Córdoba).

Todo eso en seis días (incluyendo el viaje ida y vuelta de unos 2000 kms)

Me agradan los viajes en solitario. Particularmente por mi gran cantidad de inquietudes y de voluntad de andar. Mis cambios de humor, mis antojos, mis atrevimientos,  mi poco sueño y otros impedimentos sociales. Debo decir, que este viaje lo hice acompañado y mi acompañante fue tolerante, ante todo, y muy buena copilota.

Por si no se sabe, partimos desde La Plata (Bs. As.) Domingo 10.20 hs am, la Kangumovil, semi adaptada para pasar noche en parador o ruta.

Les describo sistemáticamente en cuatro partes este viaje:

Volví. Paseo por San Luis y Córdoba. Qué bella es Argentina y su gente.
Este viaje tenía una asignatura pendiente.
Durante muchos años dejé de ver a un amigo de mi adolescencia con el cual llegamos a convivir. La vida a medida que van progresando los años te obliga a cumplir con tus deseos y compromisos. Él, “Pata” (Marcelo) hizo familia y se fué a vivir a Córdoba. Armó su terruño artesanalmente junto a Laura, y luego vino un hijo, Uriel, entre peperinas, maderas y licores…
Yo alabo a la gente que cumple con sus sueños. El Pata, era un artesano que deseaba vivir en el culo del mundo y sin que hubiera otra cosa que trueque de productos o acciones para vivir. Y lo logró.
Como les contaba, fueron casi 20 años sin vernos. Y el año pasado (2018) planeaba visitarlo de sorpresa para su cumpleaños el 28 de setiembre (si buscan “El 28 de setiembre siempre llueve” en mi blog elduendeoscar.com , verán desde cuántos años atrás nos conocíamos). Y vía celular estábamos en contacto hacía 3 años, intentando ver cómo encontrarnos.
Mi plan era caerle de sorpresa, aprovechando mi contacto con Laura, su mujer, ya que yo no tenía ni idea exacta de dónde vivían. Pero, no pudo ser ese encuentro. Y duele…
Marcelo se fue de viaje para siempre, como solía decir nuestro amigo en común Zamba. Hablaremos allá…


Tomé la decisión de ir a conocer su casa, su entorno, su familia. Lamenté su ausencia, claro. Pero me sentí feliz de ver que sus días fueron en búsqueda de un sueño y de una hermosa compañía. Y también de enterarme que tuvo cumpleaños sin lluvias!


Agradezco la afectiva recepción que me hicieran Laura y Uriel, la interesante idea de volver y lo mágico de ese lugar.
Asignatura cumplida.

Uno de los eventos que me entusiasmó enlazar a la asignatura pendiente (y cumplida) descripta en la primera entrega, era ir por primera vez (si, por primera vez a mis sesenta y tantos!!) a la Fiesta Nacional de la Cerveza (Oktoberfest, versión argentina) que se realiza en Villa General Belgrano, Córdoba, desde 1963.
Es un pueblo de raíces interesantes, muy cercano a La Cumbrecita. Ambos poblados inicialmente con emigrantes de Europa del centro. Hay muchas historias para descubrir sobre gente que se escondió de las guerras y otros detalles.
Es un lugar pintoresco, algo caro. Pero debemos entender que los lugares turísticos, viven del turismo.
Como ya las muchedumbres me están dejando de gustar y me voy haciendo mas de reflexionar que de perder la cabeza, elegí caer el día 9 de octubre. Día elegido por la organización para hacer una pausa ante tanta asistencia. Ese día se planeó hacer shows en vivo en un salón de la Secretaría de Turismo. Ademas de los espectáculos, se vendía cerveza artesanal, claro.
Con los años, he ido cambiando de la cerveza al vino. Y cuando bebo cerveza, prefiero negra. Qué desilusión!!! Ninguno de los 12 expendedores del salón tenía alguna para ofrecer. Un bajón. Sobretodo luego de ver la comida que se servía (todo chatarra). Preferí irme sin dejar de decirle a los productores, mi decepción.


                            Salí a caminar y pronto me encontré con un bar llamado “;Mula Plateada” donde además de comer una riquísima tabla de milanesas (de la comunidad europea) me tomé una pinta de cerveza negra con un toque de vainilla. Allí, me sentí satisfecho. Eso sí, tomé una sola, ya que debía volver a donde estaba alojado (que ya les contaré) a unos 200 kms camino de las Altas Cumbres manejando de noche….y en Córdoba, particularmente hay que tener en cuanta tres cosas: Luces bajas encendidas siempre, Cinturon de seguridad puesto siempre y alcohol para manejar, nunca. La podes pasar muy mal en cualquier control policial.
Bueno, ese fue otro de los eslabones con los que construí este viaje. Además de probar la Kangoomóvil, que anduvo perfectamente.

Pronto les sigo contando…

Paseo por San Luis y Córdoba. Qué bella es Argentina y su gente.
Visite San Luis en dos oportunidades anteriores. Y en ninguna había incluido dentro de aquellos recorridos, a Villa Mercedes. Así que decidí hacer noche en una estación de servicio rutera de esa localidad. Por una noche de hotel sin desayuno me cotizaron $1586 (unos u$s 27). En estos paradores los camioneros se detienen a descansar, ducharse, comer bien y otros menesteres. Siempre hay un playero custodiando el lugar. Lo más gentil, es dar una propina. Habíamos llevado alimentos y bebidas como para cenar y así lo hicimos. Luego dormimos algo cómodos hasta la madrugada. Algo despierto, busqué información de los expendedores de combustible. Si hay alguien que tiene mejores datos que internet, es la gente del lugar que se visita. No lo duden. Puede haber excepciones. En Reus buscando el Museo de Gaudí, gente que vivía a doscientos metros, no conocía su existencia. Pero hay que buscar datos de dos o tres campanas.
La recomendaciones fueron “La calle angosta”, icono cultural folclórico y La Pedrera, Un Parque dentro del Autódromo. Donde se erige un Estadio deportivo símil al Camp Nou de Barcelona.
Debemos agradecer la gentileza de Valeria (encargada de la seguridad del lugar) que nos mostró gran parte de las instalaciones fuera de horario.

Todo maravilloso. Cuidado. Buena gente. Las mejores recomendaciones para este paseo.
Nos espera, luego de este hermoso paseo, Nono, en la Córdoba de las hierbas y del acento alegre.
Van fotos…

Y ahora voy a contarles una anécdota. Para los que no me conocen mucho, sepan que tengo un Museo, llamado Museo de la Basura. Organizado con un montón de objetos y cosas raras que he juntado de la calle. Soy ciruja, a mucha honra. Los Volquetes de las obras, las limpiezas de galpones y otras basuras que se tiran, yo las junto. En 1914 habilité municipalmente mi espacio. Al final de ese año, recibí un email invitándome a conocer el Museo Polifacético Rocsen en Nono. Lamentablemente, no pude llegar antes, y en febrero de este año, falleció a sus noventa años, su fundador Santiago Bouchon, sin que pueda conocerlo personalmente.  Hubiéramos charlados unos tres años sin parar.

Otra de las consignas era conocerlo. Y quedé envuelto en un torbelino de objetos, recuerdos, hallazgos de todo tipo. Absolutamente sorprendido por la gran cantidad de piezas ordenadas, clasificadas, descriptas y acomodadas. Yo no llego al dos por ciento de todo eso. les recomiendo conocer a ese hombre que vino a Argentina en 1950 con 8 toneladas de equipaje, para instalarse aquí. En Youtube pueden encontrar reportajes.

Nono es una población de sierra, con muchos artesanos, poetas y artistas de todo tipo. En sus calles hay murales de azulejos en distintas casas y esculturas en la plaza central.

Típico pueblo que fue creciendo a base del esfuerzo de los primeros visionarios.

Una de las cosas más importantes de un buen viaje, es tener dónde alojarse. Y nosotros conocíamos a uno de los propietarios (Rubén) del Complejo de cabañas Bosque Serrano, ubicado en Nono, que nos facilitó las cosas. Cómodo lugar, en medio de un bosque con arroyo en su lateral, un silencio nocturno importante, una tranquilidad única para escuchar pájaros y leer.

Metiéndose un poco en ese bosque encontramos el lago Lavigna, y dio para una tarde de mates y charla en la compañia de la brisa con olor a sierra.

Qué bella es Argentina…

                                                                                                                                         elduendeoscar

Viaje realizado de 5 a 11 de octubre de 2019

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CULO SIN ANCLA CAPITULO UNO “El renolito del abuelo”

El Renolito del abuelo” (Uno de los primeros viajes en automóvil)

Las huellas de nuestros caminos tienen origen en nuestros ancestros” elduendebobó

En los años ‘60 hubieron grandes transformaciones en la industria del automotor. Los autos empezaron a ser más compactos, más veloces, más aerodinámicos, gasoleros y ágiles. Todo esto pasaba mientras la Empresa Francesa Renault inventa el 4L, tratando de competir con un modelo popular (económico) frente al escarabajo de la Wolsvagen. Nada que ver con lo dicho dos renglones atrás.

Mi familia se radicó en la ciudad de Azul a finales del 1800, debido a la gran inmigración de la pobre Italia. Los integrantes fundantes de nuestro clan fueron Guiseppe Barreca y María Scabuzzo, quienes tuvieron varios hijos (creo que 8). La rama descendiente de esa pareja es mi abuelo Juan, quien se casara con Catalina del Molino y criaron 6 hijos, cuatro nenes y dos nenas. De uno de esos nenes, y de mi madre, nacimos tres hermanos (todos en Azul).

Los primeros tres años de mi vida, los vivímos en familia, por aquellos lares. Hasta qué fuimos amenazados de muerte y debimos emigrar hacía Valentín Alsina, Lanus Oeste en el año 1961.

Mi padre era un empedernido jugador, y en una de sus tantas noches de mala suerte, perdió más de lo debido y no pudo pagar en tiempo y forma.

Tras la amenaza: “Si no pagas te matamos la familia”, volamos. Mejor dicho tomamos un tren de retirada.

Instalados en Pompeya, cerca del Puente Alsina, cada tanto hacíamos un viaje hacía Azul para visitar a los abuelos, tíos y primos.

Mi abuelo Juan era taxista de profesión. Puedo decir que respetaba más al código de tránsito que a mi pobre abuela. Cuando dejaba el taxi, volvía a su casa, ubicada en Burgos y Olavarría, lanzaba el sombrero hacia lo alto del perchero con gran puntería y preguntaba por el morfi.

En su garaje, de paredes sin revocar, colgaban sucios estantes de latas, repuesto viejos, herramientas desordenadas y dos mesadas con diversos objetos. Un caos que solo él, conocía el orden.

 

 

 

 

 

Cuando se jubiló, compró un Renault 4L azul. Y cada vez que los visitábamos (deben haber sido tres veces de niños y dos de púberes), nos trasladaba de paseo en su auto, a visitar a los tíos.

 

En la foto, el abuelo Juan y la abuela Catalina, posando con los primos por aquellas épocas de los ‘60. 

Foto de 1966 tomada por el buen tío Juancito Connoly, además de ser un gran fotógrafo.

 

 

 

 

 

 

Les juro que era como subirse a un caracol y ver como el viento llegaba primero. Manejaba serio y concentrado. Hoy creo, que jamás chocó o participó de un accidente ni por accidente. Nosotros tres más algún primo nos reíamos de la lentitud con que circulaba calles por dónde no pasaban ni las moscas.

No nos dejaba sacar las manos por la ventanas, ni asomar las caras.

Recuerdo un diálogo donde mi abuelo insiste en llevar a mi prima Sara junto con nosotros, y ella le dijo con ironía “Vayan tranquilos, que yo caminando llego primero”.

 

 

 

 

 

El andar de ese auto era durito y se sentía una muy buena amortiguación cuando pasaba por cunetas. Miraba en cada viaje, las casonas, las señoras haciendo mandados y la tranquilidad de “un pueblo” que nunca aceleró.

Debo decir, con todo respeto, Que ponía el guiñe en todas las esquinas que doblaba, que tampoco agarraba pozos, ni frenaba violentamente, ni giraba bruscamente y que nunca fue insultado.

Cómo dicen los tanos: “Piano, piano se va lontano”

elduendeoscar

Imágenes: De arriba para abajo: Google maps, Pinterest.com, Milanuncios.com, De mi coleción privada y 10automoviles.com.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Lo mío es al revés…

“Somos como los caracoles que se alejan sin calcular si vamos a tener vida para volver”. elduendedandy

Como en todo cuento en el qué hubo una vez…

Tuve un amor casi asesino, y convivo con su recuerdo como en un estado de muerto-vivo, que aún suele sangrar en mi camino.

Considero que esa vez no me dí cuenta de los tantísimos momentos vividos en la nebulosa de aquel encantamiento y del desorden que produce, en la rutina del dar y recibir, o esperar en todo caso, a qué ello suceda…

Como todo lo que hacemos, queda un recuerdo que a veces no recordamos o fijamos, pero que los otros no se olvidan.

Lo mio es al revés, ya que ese amor que casi me asesina, no tuvo otras armas que los besos que me dio y qué no pude olvidar. Pero que ella, ni haciendo un gran esfuerzo, recuerda. Como si lo que no se recuerda, no ha sucedido.

No la maldigo, ni me apena, estoy cada vez menos latín lover, y no hay a quién se lo tenga que cobrar. Aunque esta vez, hablo de un amor doliente, de esos que se sienten en la izquierda.

Y tienen ese dolor con permanencia viva, en una eternidad de mierda.

Fin

elduendeoscar

Escrito en marzo de 2009 en El pueblito…

IMAGEN: http://www.quo.es

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

He sido Canillita!!!

He sido Canillita!!!

La foto, cumple hoy 40 años. Fue publicada en La Gaceta, diario vespertino desaparecido en los años ´80.

Me muestra en plena hora laboral, a punto de salir a repartir y vender a los gritos.

Agradezco haber pasado por esta experiencia, que me dio de comer con dignidad y me permitió poder elegir otra vida.

Fueron once años ininterrumpidos sin faltar ni un día al trabajo, llueva o truene. Un esfuerzo descomunal con cuatro feriados por año. Agradezco haber tenido tanta salud, tanto empeño, tanta ilusión.

Agradezco a los que me dieron trabajo: Alfredo Argomaniz, Ubaldo Gerosa, Juan De Luca, Oscar y Miguel Angel Ricci. Y al señor Blanco.

Muchas son las anécdotas que guardo en mi corazón y muchas son las personas que he conocido gracias a este oficio.

He sido Canilita, y a mucha honra!!!

Felíz día!!!

elduendeoscar

Escrito el 7 de noviembre de 2019 en LCDO

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

CULO SIN ANCLA CAPÍTULO UNO “COLORADO EL 32”

Colorado el 32” (Mís primeros viajes en colectivo)

El azar es un aroma deliciosa que no se consigue así nomás”

elduendedandy

Uno de los viajes más emocionantes de mi infancia era el que me llevaba desde la esquina de casa, allá en Pompeya (1), hasta los Balnearios más cercanos y accesibles de entonces, allá por los años 60.

Y esa emoción de pobre, tenía que ver con dos cosas. Una, era que en el verano, de vacaciones escolares, al menos una vez a la semana los hacíamos con mi madre y mis hermanos (a veces con mi primo o algún amiguito) para ir a disfrutar de pequeño brazo del río en La Saladita (un balneario pobretón) o para nadar en la inmensa pileta del Ocean y tirarse de los trampolines (Hoy la muy conocida “La Salada” (2), donde se vende ropa barata para revender). Ambos estaban unidos geográficamente, pero separados por un vulnerable alambrado.

Mi madre con su bolsa de mandados con las cosas como para tirarse en una lona y merendar, nos marcaba el camino apurándonos. A pesar del placer que nos producía ir, lo hacíamos como niños que se distraían por cualquier cosa.

Debíamos caminar unos 150 metros, cruzar una calle de doble mano llamada Carlos Pellegrini…y esperar al 32 (3), que nos llevaba directo.La segunda sensación emotiva, era que el recorrido de aquel colectivo, era por la vera del Riachuelo Matanza. Y casi siempre nos sentábamos en la ventanilla para ver como lo recorríamos con la mirada, como si estuviésemos en un barco que lo transcurría.

Maldito o Bendito ese Río que en el año 1968 se desbordó para inundar por un tiempo prolongado nuestro barrio. Tanto que, Valentín Alsina, pasó a ser, mi segundo lugar de infancia, para tener que mudarnos a La Plata. Pero esa es otra historia.

Ese mediodía, iniciamos el camino como siempre. Si se nos miraba de lejos, podría describirse la imagen de mamá pato y los patitos en hilera (cada uno en su mundo). Habíamos cruzado la calle avenida doble mano y nos faltaban unos 50 metros para llegar a la parada. Caminábamos apurados. Perder un 32, era cómo estar al sol una hora esperando otro.

A mi me gustaba tirarle piedras al río. En eso estaba, cuando me doy cuenta que vengo último en la cola siendo el hermano mayor, el que da el ejemplo. Y pisé mis cordones desatados cuando quise apurar el paso. Me agaché para atarlos… justo, justo, cuando venía el colectivo. Lo perdimos claro. Y mi madre no me insultó, pero me dijo de todo menos bonito.

El siguiente, tardó una eternidad. Pero nos empezamos a olvidar de la penuria ni bien sentimos en nuestras caras el vientito con olor a río que entraba por las ventanas (por las que escupíamos como sapos).

Viajar en ese colectivo rojo, era lo más. Tenía unos asientos de cuerina negra, incómodos pero prolijos y limpios. Tardábamos, al menos, una hora en llegar y del lado de la ventana que da a la orilla, se podían ver las líneas de ascenso o descenso de los niveles de agua, marcado con un trazo oscuro de la mugre que tenía ese río (4). Y algunos puentes que cruzaban la linea por la que avanzábamos, como por ejemplo El puente La Noria (5), donde ese día había ocurrido un terrible accidente con muertos.

El colectivo 32 que habíamos perdido por mi culpa, había sido embestido al medio por un camión.

Quién dice que el azar no hace de las suyas. Tal vez ese día me desató las zapatillas.

Vídeo Balneario Ocean 1966 https://www.youtube.com/watch?v=Jdu50Fm-nbw

elduendeoscar

(1) Pompeya, barrio de Lanus Oeste, caracterizado por el Puente Alsina, Provincia de Bs. As. Argentina

(2)  Suelen hacerse desde distintos puntos del país, tours de compra, actualmente en 2019.

(3)  Perteneciente a la Empresa de Transportes El Puente.

(4) Río Matanza, uno de los más contaminados y contaminantes del mundo. Nace en General Las Heras y desemboca en el río de La Plata luego de 60 km de recorrido.

(5) Comunica Villa Fiorito con Villa Celina a través de la muy conocida Av. General Paz

Imágenes: Mapa de Google Maps.  Colectivos del Archivo C.E.A.P y Puente La Noria de Wilkipedía. Link vídeo: Youtube

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Día del Profesor (Según los sie7eduendes)

A todos los colegas….

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA TRAMPA…

La Trampa

La trampa del tiempo consiste en que no disfrutemos la vida”

elduendevenenoso

Qué cómo que no creen en la trampa? la trampa está.

En los contratos, en los pasajes, en los teatros,…en la poesía hay trampa. El hampa, las industrias, los comercios, la policía, la política… lo saben. Hay trampa en el billete, en el vuelto, en la billetera del galán, en la cremallera del doctor, en la falda de la secretaria, en la receta del parapsicólogo, en la heladera de una carnicería, en la vidriera de la moda…hay trampa.

O vives con ella o eres su victima, no hay escape.

La trampa está en los juegos, en los deportes, en los casamientos, en los velorios, en los jolgorios y hasta… en los testamentos.

En la trampa, caen los ineptos, los desvergonzados, los intelectuales, los leales, los imprescindibles y los honestos. También… suelen caer los tramposos.

Trampa hay en las etiquetas, en los prospectos, en los manuales de uso, en los códigos de convivencia, en los juzgados, en las escuelas y en las bibliotecas.

No hay como evitarla, tal vez la mejor manera sea que un oculista te abra los ojos, aunque seguramente, te hará trampa.

La trampa es más humana de lo que crees y más inhumana de lo que parece. Porque una cosa es una mentirilla, una broma, un chasco, y otra cosa es un engaño, una desilusión, una estafa, una traición.

Apuesto todo lo que tengo y lo que no tengo, a qué recuerdan que hace poco cayeron en una trampa.

Podrán ver que no hay vacuna que nos inmunice.

 

Fíjense que trampa religiosa, es que la trampa, ni siquiera es un pecado. No he leído en ningún lugar, ni he escuchado explícitamente una recomendación que diga “No le hagas trampa a tu prójimo”. Pudimos haber leído “No desees a la mujer de tu prójimo”, pero desear no es hacer trampa. O pudimos haber escuchado “No mentirás”.

Me pregunto si ese mandamiento tiene un fondo de veracidad o es una trampa más…

Entonces…las trampas conviven en las leyes, las iglesias, las ideologías, en el poder real, en los discursos apocalípticos, en las promesas de campaña, en las declaraciones de amor, en los actos escolares, la educación a distancia, el control remoto del televisor y…en los medios, que viven de ello.

Usamos el canasto de la basura del vecino sin pedir permiso, estacionamos el auto en el garaje de otro, cruzamos en luz roja leyendo el celular, damos caramelos de vuelto, no devolvemos botellas ni libros prestados, cumplimos el diez por ciento de nuestras promesas, jugamos solo para ganar, odiamos sin saber porqué y a quién se nos ponga en el camino, tocamos timbre y salimos corriendo.

La trampa está en vivir, ya que cuando nacemos, nadie nos dice que vamos a morir. Y cuando nos damos cuenta de tan precisa verdad, empezamos a hacerle trampas al tiempo. Cirugías, dietas, tinturas, maquillajes, cambios de look, injertos, botox.

Mentimos para parecer, evadimos para gozar, sonreímos por compromiso, permanecemos aun aburridos, nos colamos, sacamos ventaja en las ofertas, no damos limosnas aduciendo status, compramos regateando, juntamos de la basura, usamos agua potable para nuestras excreciones, y hay quien se lleva el taper al tenedor libre o al desayuno de los hoteles.

Le pedimos al Abogado que agrande las causas, a los Contadores que achiquen los pagos. A los Médicos les decimos que cumplimos sus ordenes y prohibiciones, a los Odontólogos que nos cepillamos tres veces por día. Al comprador del auto que nunca lo pasamos de 80 kms. A la ex que estamos cobrando menos y a los del almacén que cobramos en dos días para pedirle fiado. A los flacos que engorden y a los gordos que adelgacen.

Somos tramposos desconformes.

No nos alcanza poner una trampa en la foto de perfil de una red social, también decimos 10 años menos y que estamos separados. Que hemos viajado por el mundo y que estamos contentos con el puto trabajo.

Ya no me preocupo por caer en otra trampa, por que la verdad es que hasta parecen terapéuticas las trampas. Luego de caer en una, uno siempre dice, no puedo ser más boludo. Eso ya es un inicio. Pero ser boludo no es una trampa, es ser el indicado, para caer en ella. Lo que sucede que cuando la racha de caídas es larga, ya dejas de ser boludo.

Y eso no es trampa, es experiencia meritocrática.

Por qué creen que hay tantas cámaras de seguridad?, por que somos lindos, por que nos vestimos bien o por que el lugar debe parecer seguro? No. Es porque seguramente se guardaran imágenes de una trampa. De algo que no debe hacerse.

Los carteles de prohibido, tienen una trampa implícita. Se dan cuenta? Quién lo coloca lo decide. Prohibido bañarse en este lugar. Prohibido pescar. Prohibido cazar. Prohibido ingresar propiedad privada. Y así otros. Si caes en la trampa de romper esa exigencia, tienes una pena, una multa, una reprenda, un castigo. Y si caes es porque has hecho trampa. La trampa implícita eres tu. Ya que lo prohibido, estimula. Y allí yace una trampa.

Las trampas están en los menúes, en los vencimientos de los pagos a servicios, en el uso de las tarjetas de crédito, en las redes sociales, en las llamadas telefónicas, en los créditos, en las promesas de paraíso, en los precios del servicio de entierro, y hasta en las marmolerías para muertos.

No existe un solo lugar donde no haya trampa. Simplemente por que el ser humano es tramposo por naturaleza, así como corrupto y violento. Pero esos son otros temas.

Les propongo que se miren al espejo cada mañana, el día que no encuentren a un tramposo en ese brillo, se estará haciendo un funeral. Igualmente, no sufran, que si tramposos somos todos, lo mejor, es no caer en tantas ni en todas las trampas.

No he descubierto nada, ni soy Colón, ni me interesa. Solo estoy filosofando sobre la trampa, aunque con esto, y que se sepa, estoy haciendo trampa.

Escrito el día en que me dí cuenta que si no hubiera hecho trampa, ella no se hubiera acostado conmigo a tener sexo. Y en el que si yo no hubiera caído en su trampa, no guardaría este secreto entre nosotros. Ella estaba de trampa.

elduendeácido

Escrito en Junio del 19 en LCDO, leído en mi cumpleaños 61 el 5-9-2019

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario