Crónicas del viaje de un loco…(22) Día 4 de la Travesía…(2)…la soledad

Crónicas del viaje de un loco…(22)

Día 4 de la Travesía…(2)…la soledad

El pueblo de Claromecó desde donde parto, cuenta con unos 2100 claromequenses. El próximo destino, luego de retomar la RP228 hasta Tres Arroyos, y haciendo en total desde la partida, unos 210 kilómetros por la RN3 y la RP78 (20), es Monte Hermoso. Es una población costera más grande que la primera y cuenta con unos 7200 habitantes, lo que ayuda a definirla como ciudad.

Previamente cargué combustible a mitad de camino, en Coronel Dorrego (a unos 105 kms de Tres arroyos), en una Estación de Servicio que ofrecía agua caliente gratis, lo que me produjo una gran alegría. No pasa en todas las surtidoras de combustibles.

No conocía Monte Hermoso. Lamento no haberla recorrido más intensamente, pero el clima no me ayudo. Frío, viento y llovizna, todo el día y toda la noche. Igualmente le metí ganas. Era el último día del año y quería terminarlo allí. El primer punto de llegada fue al Club de Pesca y Nautica Coronel Dorrego. Vi un pequeño cartel que decía Wi-Fi Free y entré. Las pizarras anunciaban buena comida a un precio accesible. Me senté en cerca de una puerta que daba vista a la playa, y se salía para ella. La puerta que estaba al frente por donde ingresé, cada vez que alguien la abría, entraba un frío ventoso que era insoportable. por lo que me senté lejos. No había señal de internet. La puerta del frente se trabó y no se podía entrar ni salir. La solución fue usar la puerta trasera (que daba a la playa). Toda la gente que ingresó, se fue con comida para llevar. O sea, yo era el único que se sentó a almorzar allí. Solo como loco malo. Me sirven el pedido de almuerzo. Pedí rabas y una lata de cerveza negra. Las rabas me produjeron un deseo: Si cambia el año, ojalá cambien el aceite con la que las fritaron. Traté de superar este comienzo en ese lugar. Ni con dos limones pude sacarle el gusto a quemado.

Dejé la kangumovil estacionada y salir a caminar por la playa. Monte Hermoso tiene 32 kms de playa. Solo caminé unos diez kms de sur a norte.

Fui a buscar presupuesto para estacionar en un camping, deseaba darme una ducha calentita. Pero los precios me espantaron. Muy cerca de ese Club de Pescadores hay un camping llamado Los Abuelos. Juró que no tenía nada sobresaliente. Nada que valiera la pena pagar los $750 ( u$s 14) para pasar la noche. Solo deseaba bañarme. Dormir, comer y estar, dentro del hotelito viajero. El precio era en casi todos parecido.

Las playas son amplias y había bastante gente a pesar del mal clima.

Decidí estacionar frente al mar en una de las playas centrales, en la calle costanera llamada Juan Domingo Perón, muy cerca del Parador Bronx Beer Station. Desde allí, hice una nueva caminata por el sector de comercios (no es lo más interesante para mí), y compré un poco de pan y un vino para beber en la cena.

 

Existió la posibilidad de entablar conversaciones con varias personas, pero desde que desperté, me propuse disfrutar la soledad.

Así que no tuve frente a cualquier pensamiento nadie que se opusiera, mis opiniones fueron aceptadas y todas mis deducciones fueron como decretos.

elduendevenenoso suele decir que “La soledad es un mundo donde habla y escucha una sola persona, aunque lo que se diga no sea recordado y lo que se escuche, jamás se cuente”.

En esa soledad elegida a horas del fin de año, puse foco en tres cuestiones a saber: ¿Cuál era mi balance sobre el año vivido?, ¿Qué perdí y qué gané, fuera de lo material? y ¿Cuáles serán mis deseos para el año nuevo?. Tengo todo el tiempo para mí, me propongo decir las conclusiones…

La seguimos…

(20) RP78 Está asfaltada con una extensión de 24 kms y es el acceso más importante a Monte Hermoso desde la RN3.

Imágenes: Mapa (google maps), el resto, propias. 

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s