CULO SIN ANCLA (Bitácora) Prólogo

CULO SIN ANCLA (Bitácora)

PRÓLOGO

La idea que tengo es la de contarles la mayor cantidad de viajes que he hecho, aportando material para ubicarlos en tiempo y espacio. de paso contar anécdotas. Pueden elegir su utilidad, pero sepan que quien escribe es un testigo curioso capaz de refrescar datos de la nada, del pasado remoto y de los comentarios ajenos. 

El título dice exactamente lo que me sucede desde hace muchos años, ya que Viajar es uno de mis siete placeres favoritos.

Seguramente en cuatro coincidamos, ya que son placeres fisiológicos, a los que les agrego; escribir y aprender. Hay otros, pero con que sepan eso, basta.

La diferencia entre ilusionarse, fantasear, desear o soñar hacer un viaje, es evidente. Ilusionarse es empezar a hacer el viaje, pero para hacerlo, es necesario un poco más que la ilusión, es necesaria la voluntad. Fantasear hacer un viaje, es solo eso, tener la fantasía, a la cuál no solo hay que organizar para definirla, si no también, para proyectarla. Desear, es como haber elegido un lugar, un tiempo, una compañía, y otras cosas. Soñar, es como más sostenido en el tiempo ese deseo. Pero si no nos ponemos como meta verdaderamente realizar el viaje, dudosamente lo realizaremos.

Este ejemplo, llévenlo a cualquier otro concepto como amar, construir, tener hijos, diplomarse…

Trataré de ser ameno con la escritura y lo más puntual que pueda en el relato, iré describiendo cada lugar, el porqué llegué hasta allí, los medios y cómo organicé el plan. Qué les sea…un hermoso viaje.

Desde muy pequeño me consideré un viajero curioso ni bien escuché la frase que dice “desde el polvo venimos y hacia el polvo vamos”.

Nunca me preocupo el inicio de este viaje ni el final, solo me interesó siempre su transcurso, o sea el viaje que me lleva sin pausa por el tiempo a vivir la vida. Tuve que darme cuenta debido a diversas experiencias que lo más visible es el presente, el ahora, el aquí mismo. Así mi frase favorita es “La vida me lleva a cualquier parte, la muerte en cualquier momento”.

Por mis descubrimientos he llegado a la conclusión que todo puede empeorar, así que entonces me propongo contarles mis anécdotas de viaje, con la esperanza de activar en ustedes el andar por la vida antes que la muerte cumpla con su virtud mas especial: su indiscreta puntualidad.

Mi mejor recomendación es que no me crean todo. Dicen que el viajero en su afán de sostener su valiente decisión de abandonar todo, es capaz de exagerar sus relatos. Y que sean testigos ustedes mismos de lo que yo pudiera contarles.
La vida será
un viaje mientras pueda llevar a cabo mis sueños, así la muerte no podrá ser nunca una pesadilla. 

Buen provecho!!

elduendeoscar

Escrito en el Bodegón Spiaggio di Napole, Buenos Aires mayo de 2014 (corregido Agosto 2019)

       

Anuncios

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s