Crónicas del viaje de un loco…(56) Día 13 de la Travesía…Superstición y destino (2)

Crónicas del viaje de un loco…(56)

Día 13 de la Travesía…Superstición y destino (2)

Me quedé pensando sobre este tema del destino. Y considero que si uno mismo elige por dónde andar, qué hacer, con quién juntarse o a quién querer, no se puede aplicar con todo rigor que todo se debe al destino. Y tampoco es válido refutar lo elegido para decir “elegir era tu destino”.

Voy a ejemplificar de lo más claramente que puedo. Si alguien se para frente al abismo y sale corriendo hacia a delante, posiblemente se mate. ¿Elección o destino? ¿Lo que se elige es destino?

El destino parece ligado al final de una vida o a la certera consecuencia de esa acción. La frase para redondear sería “Se lanzó desde el precipicio y se murió en el acto al golpear contra las piedras”, parece buena. Pero… ¿Y si no se muere? ¿También puede decirse que era su destino sobrevivir?

Personalmente creo en las elecciones individuales. Destino es para mí, una especie de situación o marco donde ocurren determinados hechos, pero más masivos. Por ejemplo “Las últimas medidas económicas en Latinoamérica indica que se aproxima un destino de pobreza”. Y tal vez a esos destinos, estemos ciertamente atados, pero siempre se puede zafar.

Por lo tanto no creo en supersticiones, ni en cábalas, ni en martingalas, ni en el azar, ni en el destino. Lo que me toca, me toca.

Y en esta oportunidad me toca ir llegando al final de la primera parte del plan. Y pensar en llegar o lograr una meta, me parece hasta más positivo. Es como alcanzar lo deseado. Y nada mejor que cumplir con un deseo.

Una vez que me desvié de la RN3 y su suave andar, para acceder al tramo ripioso de la RP1, todo cambió. Si nunca anduvieron por este tipo de camino de piedras sueltas, les recomiendo paciencia y astucia. Paciencia para aceptar que hay que andar despacio y astucia para evitar piedras grandes, pozos, huellas altas o profundas. Es toda una aventura en sí misma transitar por estas rutas. Y la RN40 en este primer tramo que recorrí hacia el sur, tuvo un condimento especial. No andaba nadie. Solo algunas 4×4 que transportaban trabajadores de la zona y pasaban excedidos de velocidad. Casi todas esas camionetas equipadas con equipos de radio de antena.

En medio de ese camino hay una Estancia llamada El Cóndor (56), propiedad de Benetton, donde en 2007 se hiciera el mayor remate de ovejas de vientre. Unas 14.500 se vendieron en 45 minutos a productores de la zona.

También instalaciones de extracción de combustibles y una escuela rural (57)

Un tramo de esta ruta es de Argentina y Chile, ya que recorre sobre la línea de delimitación entre países.

Y antes de finalizar su recorrido por la RP1 hay que tomar un desvío hacia el este que finalmente lleva hasta el mismísimo Faro de Cabo Vírgenes, que no es el Faro del Fín del mundo, pero se le parece…

La seguimos…

(56) La Estancia Cóndor tiene 220.000 hectáreas y se encuentra a 72 km de Río Gallegos, en las cercanías del Cabo Vírgenes, abarcando aproximadamente 80 km de la frontera con Chile y 32 km de costa sobre el océano Atlántico.

(57) Escuela Provincial Rural N° 31 EGB Gendarme Argentino.

Imágenes, todas propias, excepto mapa de Google Maps intervenido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s