ALMA, DESEOS Y CINTURA DE GORDO

ALMA, DESEOS Y CINTURA DE GORDO

Voy a confesarlo en el primer renglón: Me encanta comer de todo.

Tengo alma de gordo, deseos de gordo y cintura de gordo.

Es más, ya han empezado algunos a decirme…gordo.

Tengo una sensación contradictoria con esto. Por un lado me duele que aún hoy haya gente que se muere de hambre, y por el otro, creo que como casi, como dos personas.

Es paradójico encontrarse con cifras que dicen “Que si el mundo (los gobiernos) manejarán bien sus economías, nadie se moriría de hambre”. También es inentendible, que usemos a la naturaleza como si fuera una alacena de alimentos que no se acaban sin cuidar las condiciones en que la dejamos.

Las cifras y los hechos vandálicos en este sentido, nos las teneos que comer crudas.

El hombre es un animal que desea devorarse, diría elduendeácido.

Vamos al grano, tengo alma de gordo.

Saben ustedes cuales son los requisitos para ello?

Primero no negarse a un poquito más en el plato.

Segundo, dejar el plato limpio pasando pedacitos de pan en los últimos restos pegados.

Tercero, hacerse agua la boca en las vidrieras de comidas.

Cuarto, comer sin hablar, con la boca llena es imposible. Si se habla, se come frío o menos.

Quinto, mi frase favorita “Todo bicho que camina va a parar al asador”.

Y les explico que son los deseos de un gordo:

Qué cuando alguien reparte porciones, te toque la más grande (las más chiquitas que se las coman los que hacen dieta)

Qué cuando te venden comida al peso, se equivoquen a favor en el precio.

Que en la cuenta de un restoran no te cobren uno de los dos platos que comiste.

Que tu Doctor no te diga tenes que comer menos.

Que cuando haya una reunión en tu casa, sobre comida. Esto, por dos motivos. El primero para que quede demostrada nuestra abundancia al servir y cuando haya revancha en otro lugar no se olviden. Es como “marcar pautas”. Y segundo, para comerlas al otro día.

Ahora bien, porqué digo que tengo cintura de gordo:

Me lo decían personas de mi entorno y ahora me lo dicen los pantalones y remeras.

Me empezó a costar atarme los cordones, ni qué decirles cortar las uñas de mis pies.

La zunga la uso de vincha.

La balanza se está portando como el dólar, que amenaza de dos dígitos a tres en cualquier momento.

Cuando alguien me pregunta o me dice “Estas engordando”, respondo que no, que solo estoy decorando mis abdominales con cosas ricas.

Solo se me ocurren dos cosas para cerrar el texto; Buen provecho y cerrame la mesa 8.

Escrito en LCDO para el programa cultural “Al ángulo izquierdo donde duele” del Centro Cultural “La Casa de Oscar” “Qué carajo comemos” T2 E17. A emitirse el 25 de agosto de 2020 por Radio la Plata 90.9

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ALMA, DESEOS Y CINTURA DE GORDO

  1. mara Gili dijo:

    Me too. 🤷‍♀️🤷‍♀️

    Obtener Outlook para iOS
    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s