Qué tiene que tener una carta de amor para qué lo sea…

Qué tiene que tener una carta de amor para qué lo sea…

Una carta de amor, no es cualquier cosa. Ante todo está escrita desde una persona a otra, en casi todos los casos. Puede también estar escrita a un animal, a un barrio, a una institución y otras entidades. Es entonces, un documento escrito de una pasión, de un intento de seducción, de un afecto amistoso, así como de una decepción, de un reclamo, y de otras cuestiones.

Primeramente una carta de este tipo, debe sin dudas, ser escrita con cierta emoción y por algún motivo. Lo que no pueden faltar son justamente las palabras de amor. Una carta escrita con insultos, no es una carta de amor. Es más bien un telegrama de despido.

Una carta de amor debe estar escrita en primera persona. No es lo mismo escribir “Tu eres el amor que yo necesito” a escribir “Tu eres el amor que necesitamos”. Es cómo qué, da para confusiones.

Necesariamente una buena y sentida carta de amor debe contener, más allá de bellas palabras de amor, motivos y emociones, ha de tener un objetivo. Puede ser seducir al otro, despedirlo, valorarlo, recordar momentos, acusarlo de alguna falta, provocar al otro, pedir disculpas…

Vamos a un sintético ejemplo: “Hola amor: Deseo estés bien y tengas un buen día. Valoro tus apreciaciones. La charla de anoche, me dejó dudando. Tus palabras al respecto de cómo uso mis horarios para tratar de ser organizada, no me quedaron claras. Tal vez hay algunas cosas en las que debiéramos volver a charlar. Espero tu respuesta. Te quiero.

 

 

Una carta de amor puede estar escrita a alguien que no importa la distancia que lo separa. Puede ser a conviviente o a quien vive en otro continente. Puede además estar escrita fuera del tiempo recordando a alguien del pasado o deseando que aparezca alguien el el futuro.

Una carta de amor bien escrita, no debiera justamente escribirse con faltas ortográficas. En este caso, se suma el amor a la ortografía.

Y hasta se puede interpretar dos estados de ánimos para escribirla, la tristeza o la alegría.

 

Las carta de amor desde la tristeza, guardarán encerradas en sus palabras momentos de nostalgia, de recordación, de desesperanza.

Las cartas de amor escritas con alegría, casi siempre destacan lo bello de haberse conocido, el agradecimiento por lo vivido, la conmemoración de momentos únicos, y otras felicidades.

 

Por último, las cartas escritas desde el dolor y que contienen acusaciones imperdonables, insultos de corrido y amenazas de todo índole, no son cartas de amor.

Tal vez sean cartas del espanto. Cosa que no pertenece al amor en ninguna de sus formas.

elduendeoscar

Escrito para el programa cultural de “La Casa de Oscar” llamado “Al ánguloizquierdo donde duele” T2: E7 Cartas de amor. A emitido el 16/6 de 2020 por radio la Plata 90.9

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s