Qué mezcolanza…

Que mezcolanza 

“Todos tenemos un mundo, con mapas donde pegamos figuritas para ser felices cada tanto al revisarlo” elduendebobo

Para hacerlo mejor, agarré la licuadora y metí un poco de AlÍ Baba con Dick Tracy para obtener algo de equilibrio en la justicia, junto con un poco de miel que donó Winnie the Pooh. Mientras Batman observaba mi experimento y Alfred nos servía un Fernet. Se licuaron un ratito los “40 ladrones” con el hombre del reloj y el “Túnel del tiempo” pareció absorbernos a todos. Ni “El santo” ni “El fugitivo” escaparon de este asunto. Claro que después hubo que explicar que las cosas no salieron bien a partir de que el Dr Neurus y el Profesor Elefant se pusieron a la cabeza del experimento. Yo me fui a sentar al mediodía a ver a “El Zorro” que venía después de los “Tres chiflados”, que no eran los “Ángeles de Charlie”. Aquella vez el Mudo casi habla y El sargento García se entera de todo, menos mal que se había tomado más vino que Pepe Curdeles, abogado jurisconsulto y manya papeles. La cuestión es que la siesta pareció dormirnos a todos como el gas venenoso del Pingüino que salía de su paraguas. Pero cuando pude, me fui al fondo para encontrarme con Homero Simpson que dormía su mona en una hamaca, con el testimonio de varias latas de cerveza vacías por el piso compradas en el Bar de Moe. Vi pasar a Superman escapando de una nave de Kriptonita y descender a tres platos voladores trayendo a “Los Invasores”. Se me ocurrió preguntarme que pasaría si esas naves hubieran bajado en el Planeta de los Simios o en la era de Los Supersónicos. Como un rayo por detrás mío paso corriendo Jerry con Tom por detrás como es lógico y un poco más rápido el Correcaminos dejaba pagando al Coyote. En la tele de mi vecina podía escucharse a tipo con flequillo perfecto preguntando ¿Qué gusto tiene la sal? y a otro diciendo “Salta Violeta” a su perrita atada. Cuando me pude relajar, reflexioné como Kung Fu y decidí más rápido que Flash volver a la cocina, sin antes tener que esquivar al conejo Bugs Bunny que me ofrecía una zanahoria diciéndome “qué hay de nuevo viejo”, por suerte andaba Sam Bigotes con sus dos recortadas que lo hizo salir corriendo más velozmente que “El hombre nuclear”.  Ya en la cocina la licuadora dejaba escapar un vapor que parecía hacer aparecer a un genio de “Las mil y una noches”.  Esto, determinó que lo nuestro era una “Misión imposible” pero con la ayuda de El “Super agente 86” y los agentes de “CIPOL” tratamos de convencer a Hércules Poirot de que resuelva la cosa a su modo. Intentamos con el Inspector Gadget pero no nos atendió el celular, también tratamos de comunicarnos con el comisario de Hijitus, pero estaba en un asado con Gold Silver y su hijo Oaky, cosa golda. El problema era, que se acercara la noche y no hubiéramos podido tener resultados. Incluso Calculín propuso con Petete, ayudarnos, pero nos quedamos con lo que ya teníamos. Cuando creímos que todo se encaminaba, no faltó un “Ladrón sin destino” que nos robara la fórmula y se la vendiera a Kaos. Las cosas empezaban a complicarse, ya que ni “El avispón verde” con Brece Lee ni “Brigada A” podían colaborar. Decidimos tomar contacto con los “Tunderbhid” y con “La Patrulla de camino” para interceptar cualquier traslado, asimismo con la gente de “Viaje a las Estrellas” y “Viaje al fondo del mar”, para no dejar pasar ni por tierra ni por mar ni por aire a nadie. Por tierra solicitamos la ayuda de “Swat”

Le preguntamos a Don Gato que jugaba a las cartas con Benito, si había visto algo sospechoso, pero no confiamos en su no rotundo. Lo mismo hicimos con el Guasón y con Gatubela, pero nos arrepentimos de perder esos minutos. Si bien luego de nuestro llamado a solidarizarse con la causa, Daktarí, Tarzán, Simbad, Los Tigres de la Malasía, Mobydick, Atila y Gengis Kan, no nos eran de mucha utilidad. Recurrimos a quienes podían trasladarse por medios no comunes, y sí aceptamos la ayuda de Astroboy, Linterna verde, Aquaman, Birdman, Heman y todos los Transformer. Aún con ese ejército no logramos recuperar los documentos robados de nuestra mesa y frente a nuestras narices.

Teníamos que resolverlo antes de la medianoche para no convertirnos en Calabaza, y quedarnos tan pobres como cuando empezamos. Me asomé a la ventana que da al jardín del frente de la casa para ver como caía el sol, y pude ver los últimos movimientos del Oso Hormiguero y de la Pantera Rosa, el Vuelo de uno de los búhos de Harry Potter y del Pato Lucas.  Se me ocurrió entonces una idea. Si todo lo que hicimos hasta ahora había sido inútil, es que habíamos usado armas equivocadas. Y pensé que teníamos que armar un Caballo de Troya para entrar en la organización enemiga, y aprovechando la frase “Lo esencial es invisible a los ojos” de El Principito, convocamos a “El hombre invisible” para la Misión. También a la “Hormiga atómica” y al “Super ratón”, que por su tamaño podía entrar en una caja de bombones. Y así lo hicimos, claro que tuvimos que enfrentar a varios oponentes cono El Acertijo, Lex Luthor, Pucho, Green Goblin, Dr. Octopus, Venom, Carnage y Kingpin. Pero finalmente lo logramos. Y no se lo vamos a agradecer ni a Zeus, ni a Thor, ni a Ra, ni a Dionisio.

A medianoche volvimos a repasar el experimento, pero cambiamos la licuadora por un artefacto que a Batman le gusta más…la batidora. Y el resultado fue excelente.

De la mezcla de aquellos ladronzuelos y de aquel agente tan satelital pudimos obtener un listado de personajes intermedios, ni buenos ni malos, ni héroes ni villanos. Y les cuento los primeros diez, el resto imagínenlos…El Topo Gigio, Porky, Blancanieves, Igor, Scooby Doo , Lassie, El chavo del ocho, El León Melquiades, El Lagarto Juancho y el Oso Yogui….

elduendeoscar

Escrito para ser leído en el programa 33 de “Al ángulo izquierdo donde duele” del 8 de noviembre de 2017. Por la FM 107.9 Ultra o ultra1079.com

Dedicado a los amigos del Parque San Martín, quienes me ayudaron  recordar mi mapa prestándome el suyo por un rat

 

 

 

Anuncios

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s