YO CONFIABA

Yo confiaba…

“No creas que eres solamente bello si sientes que te están mirando” elduendevenenoso

YO CONFIABAYo confiaba…

En el policía que rondaba mi esquina.

En el peso de los pocos huesos de la carnicería.

En los piropos de las damas inquietas.

En todas las empresas de telefonía.

Yo confiaba…

En aquellos proyectos que hablaban en tiempo futuro.

En el cuarto oscuro cada vez que votaba.

En los albergues de turno completo.

En el micro repleto donde te apretaban.

 

Pero un día desperté del letargo.

Y haciéndome cargo de ser tan confiado.

En este mundo tan furtivo y obsceno,

a todos los buenos los han estafado.

 

Y si te roban en medio de un banco

o si eres el blanco del próximo secuestro.

estate atento que te anda rondando,

seguramente otro hecho siniestro.

 

Yo confiaba…

En los códigos de barras del supermercado.

En la palabra del sacerdote que oficiaba la misa.

En la  prisa que tienen las ambulancias.

En la letra chica de los prestamistas.

Yo confiaba …

En los planes sociales que tiene el estado.

En  las oportunidades de cualquier plataforma.

En las sombras que ofrecen las noches de barrio.

En los deportistas que respetan las normas.

Yo confiaba…

En aquella mujer  que juro serme fiel hasta el último instante.

En aquel vendedor ambulante con voz de bocina.

En la oficina donde se tramitan todos los impuestos.

En los restoranes que dicen “no se acepta propina”.

 

Pero un día desperté del letargo.

y haciéndome cargo de ser tan confiado.

En este mundo tan furtivo y obsceno,

a todos los buenos los han estafado.

 

Y si te violan en un callejón iluminado.

o si requisan el lugar donde habitas,

estate atento que te anda rondando

alguna que otra brujería maldita.

Yo confiaba…

En la educación que tuve en la escuela.

En la buena predisposición de los patovicas.

En los cestos de basura de todas las plazas.

En la calentura de los sindicalistas.

Yo confiaba…

En esos gobiernos que no son de facto.

En la privacidad de mi correo electrónico.

En los locutores que transmiten el fútbol.

En los anuncios de progreso del gabinete económico.

 

Pero un día desperté del letargo.

y haciéndome cargo de ser tan confiado.

En este mundo tan furtivo y obsceno,

a todos los buenos los han estafado.

 

Y si te matan por cuatro monedas.

o si pierdes el acceso al paraíso,

estate atento que te anda rondando

algún otro accidente sin pedir permiso.

Yo confiaba…

En la libertad que aguardaba mi himno.

En los próceres que llevan todos los billetes.

En la hospitalidad que ofrece el turismo.

En  el cumplimiento de aquel que promete.

Yo confiaba …

En los datos precisos de los meteorólogos.

En los astrólogos del horóscopo chino.

En los científicos de la tecnología.

En los que en las manos te leen el destino.

Yo confiaba …

En los beneficios de  los planes de ahorro.

En los preservativos con espermicida.

En las cabinas de información al usuario.

En los teléfonos de ayuda al suicida.

 

elduendeoscar

Escrito en Isla de Terebinto, a los 29 días del mes de enero del año 2003. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s