FULANA DE TAL (Texto castellano)

Fulana de tal

“Tu memoria no podrá soportar tu pesado recuerdo”

elduendácido

En vista y considerando de que habéis decidido echarme al olvido, sujetándome a principios investidos por mi persona, como una amable manera de aceptar como inestable nuestra sana relación, y con la mano encerrando a mi noble corazón, os digo:

Fulana de tal, así te llamó. No vayáis a creer que tengo una mala intención, pero acontece que no recuerdo vuestro nombre, si bien como creo, y espero recordéis que alguna vez os he dicho, que no es al nombre de las cosas que le doy gran importancia.

Si bien pudiera ser que halláis sido una buena persona y que no me hubierais hecho gran daño no debiera yo, no recordarlo.

Pero suele pasarme esto cuando quiero recordar cosas sin sentido. Y no es que no tenga sentido recordar vuestro nombre en este momento, pero aunque lo lamento, ahora no me resulta importante.

En fin quería yo agradecer vuestro pequeño paso por mi existencia, y no toméis a mal que yo lo llame así, ya que no tiene relación con el tamaño de tu gran calzado. Para aclararos esto y no enturbiar aun más las cosas digo, y nos quedamos tranquilos, aunque me parece que así estábamos al principio de esta carta: un pequeño paso no lo da cualquiera. Tampoco hago referencia al pisotón que me hubisteis dado en el último baile, de modo disimulado, digo en mi posible modo de decir un pequeño paso. Espera ¿eráis tú la del pisotón?

No importa no hace al contexto.

??????????

Decía agradeceros lo que habéis hecho por mí por poco que fuera. Ya que yo me reconozco como una persona a la que yo también olvidaría. Justamente cuando tuve la hipocresía de conoceros intentaba yo olvidarme de mi, e intente con vos una relación poco afectiva no violenta y a mi parecer vos también estabas en una situación parecida, o sea, mientras vos intentabais olvidarte de ti misma, y para esto concurristéis a relacionarte conmigo. Con resultados bastantes  asimilares: ya que yo logre olvidarme de mí en vos y vos no en mí.

A cambio si a vos se te desarrolló una  amnesia bastante furibunda  en otros ámbitos.

Puedo recordaros de vuestros olvidos: la leche en el fuego, la plancha enchufada, el despertador preparado a la madrugada, la heladera abierta, la ropa en la lluvia, el gato afuera, tus bombachas sucias, y un pollo en el horno sin encender. Pero no pudisteis en ningún momento olvidarte de ti.

Quiero agradeceros además, un pequeño gesto que habéis tenido y que yo lo resalto como algo verdaderamente hermoso ya que no conozco ningún otro gesto de parte vuestra como la falta de sensualidad, tu incapacidad de dar y el de tu fingida frigidez.

Por todo ello y para no hacer más extensiva esta carta y tampoco mantener a vuestra persona necia en las cercanías, os agradezco el pequeño gesto que habéis tenido de olvidarme.

Muchas gracias, vuestro nunca amado.

elduendevenenoso

Escrito en la Cima Feroendormónica 11/2/02 pensando en S.

 

Anuncios

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s