UNA OPORTUNIDAD

Una oportunidad

“Al momento de perder ese precioso momento que no  volverá, ya no podremos olvidarlo jamás” elduendevenenoso

???????????????????????????????

Dame una oportunidad y revisaré tus partes una a una incluyendo los órganos que crees que no funcionan para demostrarte que sí lo hacen.

Dame una oportunidad y lameré tus huecos y tus montes, incluyendo pliegues y repliegues que aún no reconoces como tuyos, para que sepas de tus partes olvidadas por la rutina.

Dame una oportunidad y besaré tus muelas de juicio, tus talones, tus axilas, tus jugos, tus olores, y todo aquello que crees que es imbesable para que entiendas lo contrario.

Dame una oportunidad y te haré ver el cielo, recorrerás las estrellas y los mares que las reflejan, sentirás el fuego en la tierra sin que sea un infierno y recuperarás para ti la geografía que aun no conoces.

Dame una oportunidad para recorrer con la punta de todos mis dedos cada centímetro de tu piel, con el solo destino de dejar que posea tu textura tan solo un infinito instante de mi vida.

Dame una oportunidad de volar y sentirme vivo una vez más, y entonces solo te pediré luego de ella, seguramente una nueva oportunidad…

 elduendeérotico

Escrito en Antares, octubre 2010.                          

¡PONTE A NADAR!

¡Ponte a nadar!

???????????????????????????????

“El primer obstáculo de ser, eres tú mismo”  elduendeoscar

Una vez había un pez, creo que…, de tres años, que por un caño subió hasta el baño.

Se miró asombrado en un espejo. Y por primera vez perdió su fe. Asustado por haber mirado lo reflejado, quedó preocupado…

¡No era su deseo verse tan feo!

Dudando en saber cómo podría curarse o sacarse su creída fealdad, sin consuelo pensando en un anzuelo se puso a llorar.

Un señor mayor pescador, famoso como tan canoso, observó esa escena de tristeza y con una sutileza se acercó al pez, que lo miró y se asustó.

Le dijo en un tono no monótono; ¡Ser bonito no es ser infinito!

Yo no veo que seas feo. Nunca lo que ves, es solo lo que es.

¡Tírate al mar, serás bello al nadar!

 elduendebobo

Escrito en “El Trío” para un niño al que el padre le dijo que era feo, febrero de 2010.

¡PLOP-CA!

¡Plop-ca!   

                               “La única manera de dejarse envolver con la paz, es siendo pacífico”  elduendebobo

Un río calmo, es un espejo acostado.

Así veo en la bahía que se olvido la corriente, a la superficie del Rio Limay.

Cuánta paz. Tanta, que ni la brisa asoma su pujanza.

En el cielo circulan con cierta esperanza de llegada a no sé dónde, dos blancas e inmensas nubes.

Sube el sol hacia su cima y las sombras, se verticalizan.

El silencio invade la mirada, nada se mueve y todo vive.

Llegan hasta la orilla, un niño y un adulto, ambos masculinos.

Recogen del suelo algunas piedras. Femeninas ellas.

Redondas de tanto ir viniendo empujadas por el agua.

Esa que les coloca una enagua con la que cualquiera brilla, apenas se mojan.

Ellos, inclinados hacia un lado, arrojan de a uno, un canto rodado.

Rompiendo en círculos el impecable espejo, creando dibujos impensados.

Juegan de a uno, quien arroja más lejos, más cerca, más alto.

Y quien hace más de un salto, con su piedra hacia el horizonte.

Ríen y se asombran desde esa acera de poca arena que es la vera del rio, de dónde nuevamente recogen piedras.

Mojo mis pies y absorbo el aire de a bocanadas puras y tibias.

Viajan mis ideas en busca de recuerdos.

El silencio dice ahora palabras, pero no es desde ninguna boca.

plop-ca

El río habla con salpicaduras, y ante la caída de cada piedra, impulsando salpicaduras hacia arriba, puede escucharse: ¡Plop ca!

                                                                                   elduendeoscar

 Escrito a la orilla del río Limay, Neuquén 30-1-07

AMANTE CLANDESTINA

Amante clandestina

“No solo de noche se tejen los bordes de las fantasías”

elduendeerótico

 

AMANTE CLANDESTINA

 

Tus ojos apuntando, tu mirada sugerente.

Tus pezones turgentes, tu boca reclamante.

Tu avidez de amante clandestina me somete.

Tu saliva fresca se me mezcla con la sangre.

Tu hambre de mi carne y mi sed por tu vagina.

No te imaginas cómo vuela mi cabeza…

No te imaginas cómo sueño con tus besos…

No te imaginas, no, no te imaginas…

 

Tus caricias tan suaves, tu piel sabor a mentas.

Tus dedos que se tientan, los pelos que se enredan.

Los labios que juegan a buscar en los rincones.

Dos corazones sin miedos que se entregan.

Diálogos que juegan encontrando alquimias.

No te imaginas cómo vuela mi cabeza…

No te imaginas cómo sueño con tus besos…

No te imaginas, no, no te imaginas…

 

Cualquier exceso simplemente nos seduce.

Tus piernas se contraen atrapando mi sexo.

No hay hueso que no quiera ser parte de esto.

Se llena el espacio de alegrias con gemidos.

No hay nada reprimido pero se acaba el día.

No te imaginas cómo vuela mi cabeza…

No te imaginas cómo sueño con tus besos…

No te imaginas, no, no te imaginas…

 

Tus ojos apuntando, tu mirada sugerente.

Tus pezones turgentes, tu boca reclamante.

Tu avidez de amante clandestina me somete.

Tu saliva fresca se me mezcla con la sangre.

Tu hambre de mi carne y mi sed por tu vagina.

No te imaginas cómo vuela mi cabeza…

No te imaginas cómo sueño con tus besos…

No te imaginas, no, no te imaginas…

                                                                     elduendeerótico

Escrito en “Cien locos” noviembre 2012

SI EXISTIERA UNA MIRADA QUE TE ESPERA ¿CUÁL QUIERES QUE SEA?

Si existiera una mirada que te espera

¿Cuál quieres que sea?        

                                     “Mis ojos han sido el puerto de

muchos náufragos de la vida”

elduendedandy

                                    Imagen

La del perro que hace horas no ves…

La de una persona mayor…

La de alguien enamorado…

La del vecino en su pórtico…

La de una pintura de Van God…

La de algún maestro…

La de un acreedor…

La de un niño aburrido…

Si existiera una mirada esperándote…

¿Cuál desearías que sea?

La de un curioso voyeur…

La de un violador innato…

La de un escruchante callejero…

La de un vigilante de tu cuadra…

La de un amigo que no está…

La de un ídolo de cuento…

La de un hermano compinche…

La de un amante furtivo…

La de alguno de tus padres…

La de un mendigo…

Si existiera una mirada que te espera,

¿Cuál quisieras que sea?

La de quien te envidia…

La de quien te odia…

La de una bienvenida…

La del adiós…

elduendebobo

Escrito en “La Casa de Oscar” en marzo 2010