Archivo de la etiqueta: hereda

LO QUE TAPA LA TAPA

Lo que tapa la tapa        

                            “No siempre lo que se hereda debe ser aceptado”  elduendeácido

Todas las tardes en el living de mi casa lo miraba de reojo. Siempre en el mismo lugar, como si su trabajo fuese ser visible, sosteniendo día a día la posibilidad de una revolución de ideas. Firme, paradito y si pudiera mirarme sería hasta desafiante. Como si me acusara por mi falta de compromiso. Me llamaba la atención su tamaño. Voluminoso.

Varias veces me prometí tener tiempo para investigar en sus adentros, y todas esas veces fallé en cumplir. Puedo excusarme diciendo que me olvidé, que cuando tuve tiempo hice cosas más importantes, incluso que cuando tenía ganas no me alcanzaba el tiempo. En realidad no quiero excusarme por no  haberlo hecho. Lo que sucede es que tenía cierto temor, una especie de no me animo. Pero no desde que lo tengo a mano, si no desde mi infancia en la que ni siquiera me animaba a mirarlo.

Ha sido para mí una especie de decorado, algo que no me pertenecía y vaya a saber si alguna vez, veremos, me pertenecerá. Tengo la sensación como que pertenecía a otros. A gente seria. A gente con anteojos. Hay  quienes dicen que es una aventura única. Entonces reconozco que no debo haber nacido aventurero. Otros dicen que es establecer un dialogo con quien no está. Y confieso que aun siendo casi adulto le temo a los fantasmas. Algunos  suelen decir que es capaz de develar grandes verdades. Y creo que por eso muchas veces, yo que soy de hacer siempre mentiras piadosas, tengo ganas de ocultarlo y que nadie se atreva a abrirlo. ¡A ver si en una de esas terminan descubriendo mis mentirillas!

Un señor elegante, recuerdo, en un lugar donde se juntaban muchos adultos, dijo: -¡Qué nunca falte en su hogar!                                                                       La verdad es que nunca supe para qué estaba en el mío. Y hasta qué hubiera pasado si nunca hubiera estado. Puede ser que por la dudas estaba allí, firme, paradito y callado. Con ese silencio de biblioteca. Porque a decir verdad con las culpas que tenía por no haberlo revisarlo, si encima me acusara en voz alta, se hubiera acabado la convivencia.

Mi madre me dijo algo de que no muerden y a decir por las apariencias no parece un ser vivo. Digo con dentadura. ¿Será por eso que no muerden? Lástima que mi madre ya no está para planteárselo. Le hubiera dicho “¡Mirá que van a morder!”.

Aunque ahora que me acuerdo, nunca la vi leyendo. O tratando de chusmear lo que tapa la tapa de aquel libro…

FIRME, PARADITO...

FIRME, PARADITO…

elduendebobo

Escrito luego de una charla con A en “La Casa de Oscar”  25-05-13