Crónicas del viaje de un loco…(10) Día 1 de la Travesía…la emoción (4).

Crónicas del viaje de un loco…(10)

Día 1 de la Travesía…la emoción (4)

En los pueblos, lo que mejor se sabe, es comer. Cualquier habitante tiene una parrilla, un árbol y una mesa al aire libre. Y por demás un gran corazón para compartir. Es una costumbre poner en la mesa para diez personas comida para veinte. Siempre sobra, siempre.

Recorrimos el jardín y vimos un par de sapos intentando entrar a la casa. En las ciudades ya no se los ve gracias a los fungicidas que matan a los insectos que son su alimento. El hombre siempre rompiendo la naturaleza.

Luego de un potentoso almuerzo viene la modorra que invoca siesta. Pero elegimos una buena sobremesa de charla que duró hasta las 15 hs en qué me encaminé hacía La Lucila del Mar en la Costa Atlántica donde me esperaba la segunda parada y los próximos anfitriones.

Prometí llegar hasta ese punto geográfico a las 19 hs habiendo solamente 209 kms, siempre por la buena RP11 (llamada Interbalnearia).

Es un recorrido que lleva a una gran cantidad turistas desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, muchos de los cuales quieren llegar lo más rápido posible sin respetar velocidades máximas. Lo que la convierte en una ruta peligrosa. De hecho, antes de llegar hubo dos accidentes con heridos. A pesar de control policial que tiene.

 

Mi intención era caminar por la playa de ese lugar antes de tocar timbre. Y así lo hice durante una hora.

 

 

 

 

 

 

Caminar sobre la arena descalzo escuchando al mar, es un momento que yo relaciono con estar con uno, con pensarse, con relajarse. Claro qué la playa estaba poblada por muchas personas que vacacionaban. Y que podía verlas y escucharlas. Así cómo también vendedores ambulantes ofreciendo sus productos, algunos a los gritos, otros personalmente y otros mostrando sus carros y banderas.

Pero si uno quiere, obviarlos, la receta es caminar cerca de la orilla y mirando hacia el horizonte marino. Mi recomendación es no hacer esto con el sol a plomo, recuerden que a esta hora en la que paseo son minutos de casi atardecer. Para mí, la mejor hora junto con la del amanecer. No sé ustedes…

La seguimos…

Imagenes: Miguel sacando sapos al jardín (Propia), De espaldas al monumento Tronador de Las Pipinas (Propia),Mapa (Google maps), Accidente y control en RP11, Playa de La Lucila hacia el norte y hacia el sur, Gente comprando en un carro de playa y familia jugando al tejo en la Lucila del Mar (todas propias)

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s