Crónicas del viaje de un loco…(9) Día 1 de la Travesía…la emoción (3)

Crónicas del viaje de un loco…(9)

Día 1 de la Travesía…la emoción (3)

Llegar a Las Pipinas fue fácil. Tantos eran los deseos por emprender este viaje, qué hacer los primeros tramos fue un trámite grato.

Siete kilómetros antes de arribar al pueblo, la RP36 empalma con la RP11 (8) que nos deja exactamente en la entrada. Esa fue la segunda ruta transitada con el hotelito viajero (Kangumovil).

Un detalle importante que debo recordarle a quién lee estas crónicas, es qué soy argentino con doble nacionalidad con la italiana. Hablo casi cuatro idiomas, o que por lo menos con ellos me defiendo. Vale la aclaración debido a que si bien este viaje ha sido planeado para recorrer solamente suelo argentino donde se habla español, en el trayecto nos vamos a encontrar con viajeros de otros lugares del mundo y es fabuloso poder entablar charlas con ellos, con sus vidas, realidades y sueños. Si bien, como siempre dice elduendedandy; “Si visitás un lugar, trata de hablar como la gente que habita ese lugar de destino”, no está mal, aprender un poco del idioma de quien nos visita.

Llegué a media mañana y me estaban esperando los primeros anfitriones junto a algún vecino curioso. Justo a tiempo para unos buenos mates. Norma, una mujer muy afectiva y sin dudas, excelente cocinera, puso en la mesa un budín casero y de sus propias manos, para acompañar el brebaje. Los gordos, se sabe, no sabemos decirle qué no a las cosas dulces. Así que le entré a ese manjar, cómo a un choripan de cancha (9). Mientras tanto ella, atendía sus asuntos comerciales (atiende un pequeño negocio en su casa), nos quedamos hablando de la vida con Miguel, su esposo, un hombre que ha trabajado como mecánico en su taller durante toda su vida. Lo que sabe este hombre de ese oficio, es para escribir varios libros. Pero además, las personas cómo él, que tienen habilidad para el uso de herramientas, son capaces de resolver todos los inconvenientes que se les presenten. Y por supuesto, no se imaginan cómo bajan los costos de una reparación de algo propio.

Hablamos del pueblo, que ellos vieron crecer y brillar. Hoy es una región con mucho exilio. Qué se iniciara a partir del cierre de la fábrica de cemento Corcemar (10) y el cierre del ramal ferroviario que lo conectaba a otros puntos. La producción local está muy limitada. Con una población de unos mil habitantes y dentro del Partido de Punta de Indio, Las Pipinas es un pueblo tranquilo y con esperanzas mínimas de progreso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras hablábamos, el nieto Gián, estaba cerca y le propuse jugar al ajedrez con el celular antes del almuerzo. Dice elduendebobó qué; “No hay niño que juegue a perder”, y no se imaginan la posesión que tenía mi pequeño rival por derrotarme. Él, jugaba muy rápido, y cometió un error grosero. Le dí la oportunidad de volver atrás esa jugada horrible, y aceptó. Le enseñé dónde debía hacer clic si quería volver atrás y a partir de allí, cada vez que yo jugaba, él volvía atrás dos jugadas. Así inventamos entre risas, el ajedrez para atrás.

La niñez es esa etapa de la vida a la que debemos volver más seguido”, elduendebobó.

La seguimos…

(8) Ruta Provincial 11. Nace en Punta Lara (Ensenada) y luego de recorrer 583 kms termina en Mar del Sur (cerca de Necochea). Todo el recorrido dentro de la provincia de Buenos Aires.

(9) Choripan de cancha; embutido de carne y especias asado que se sirve entre dos panes para ser comido como un sandwich.

(10) Ese predio fue expropiado por el Estado y fue usado como lugar de lanzamiento de cohetes de la Comisión nacional de Actividades Espaciales (CONAE) a partir de 2014. Hoy desguazada (2020).

Imágenes: Cartel de estación la Pipinas de Wilkipedia, Entrada a Las Pipinas de ruta0.com, Polo Espacial de Conocelaprovincia.com, Sueño con un rey acorralado, propia.

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s