Crónicas del viaje de un loco…(7) Día 1 de la Travesía…la emoción (1).

Crónicas del viaje de un loco…(7)

Día 1 de la Travesía…la emoción (1).

Las primeras dos sensaciones que sentí en los primeros kilómetros hacia Pipinas (primera parada), fueron la de la seguridad interna y la de la emoción por estar haciendo el viaje.

Primeramente me sentía seguro de un modo tan firme, que puedo hacer una analogía ficcional diciendo que me sentía como San Martín al empezar a cruzar Los Andes. Salvando las distancias, claro.

Este nivel de confianza en mí mismo, me permitía incluso, dudar y hasta equivocarme. Cualquier cosa que me pasará, sabía en el fondo, que contaba conmigo. Y no tiene nada que ver ese estado con la vanidad, la soberbia y la necedad. Yo estaba bien de ánimo, con muy buena voluntad y predisposición. Así como cada persona puede conducir su vida a través de su experiencia, de modo armónico, equilibrando entre inconvenientes y soluciones, yo me apoyé en mis conocimientos. En lo aprendido, en lo vivido y en la curiosidad por nuevos sortilegios.

El estado o sensación de emoción lo sentí incluso antes de viajar, pero cuando puse en marcha el Hotelito viajero, sentí que el mundo me daba más de lo que merecía. Y esa emoción la disfrute en casi todo el viaje, excepto el día 8 de la Travesía, donde la angustia me puso contra la pared. Pero eso es más adelante y lo contaré con detalles.

Ya en la ruta, me propuse revisar los estadíos por los que transitaba y tratar de buscar elementos para conocerme más (meta subliminal de este viaje).

Así, establezco este día como atravesado por la emoción. Algo así como estar cocinando y recordar las manos, las palabras, los aromas y las recetas de la abuela mientras ella lo hacía.

Busqué encontrar sensación de buenas emociones en mi pasado, parecidas. Y en los primeros 50 kilómetros llegué a llorar de la alegría por encontrarme jugando con mis amigos en las calles de mi infancia, en los primeros besos, en mi primer sueldo, en el logro de mi título de grado, en el nacimiento de mis hijos y en la concreción de algunos sueños después de muchos años.

 

Deja en tinieblas y como estaba el pasado cada vez que lo visites, eso te dará la posibilidad de volver a los lugares de placer” elduendeerótico (6)

La seguimos…

(6) elduendeerótico es otro personaje ficcional que habita (cómo en todos los humanos) en el lado izquiedo del torax, al centro, entre elduendedandy y elduendebobó.

Tiene por costumbre hacer interpretaciones sensuales, instintivas y provocativas. Su lenguaje es coloquial pero respetuoso. El erotismo es una parte tan humana como la inteligencia, ambas se necesitan como en un ecosistema. Discute con elduendeperverso que todo lo lleva por un camino más bajo y es bastante unido a elduendedandy.

Imágenes: Google maps trayecto La Plata-Pipinas. Pipinas y su cohete, Dibujo de Gastón Villalva, Fotos de Playa La Lucila del mar y Atardecer en La Lucila Del mar, Todas propias.

Acerca de elduendeoscar

Curioso ladrón de palabras en desuso, especialista en rompecabezas con letras y reciclador de lo inhóspito. Todo lo hago para entretenerme mientras voy muriendo. Mentiroso narrador de lo que existe como evidencia y testaferro de la verdad absoluta de las miserias.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s